Microblog

Sobre la declaración de las grandes corporaciones

16/09/2019 | , , , , , , , , , , ,

Mucho se ha hablado durante las últimas semanas sobre la Declaración de las grandes corporaciones de EEUU agrupadas en la Business Roundtable (ver “Las grandes compañías de EE UU prometen ahora dejar de servir solo al accionista”).

Más allá del grado de creencia o confianza que podamos tener en lo que dicen, de la vaguedad de las palabras, de todo lo que se podría decir y no se dice en la Declaración, de la intencionalidad de hacer más o menos greenwashing (estos dos artículos analizan muy bien todos estos aspectos: “La declaración de los CEOs norteamericanos ¿El comienzo del fin de la maximización del valor del accionista?” de Helena Ancos; “El propósito de la empresa responsable: ¿Punto de inflexión? ¿Se consolida?” de Antonio Vives)… si una cosa está clara, es que, viendo las prioridades históricas de estas empresas (maximizar beneficios para los accionistas) esta Declaración lo que pone de manifiesto es que la “responsabilidad empresarial” es una preocupación creciente en la sociedad del siglo XXI, y que preocuparse por la sostenibilidad de la empresa es una manera directa de conectar con consumidores, usuarios y público de nuestra organización (y seguramente es una forma de hacer que las cosas vayan mejor en la empresa).

Por supuesto, las grandes corporaciones podrán quedarse en la superficie y utilizar su maquinaria y recursos para que esta Declaración se convierta únicamente en una operación de marketing y comunicación. Pero han comprendido que el tema conecta y que por tanto, posicionarse en estos aspectos va a ir en beneficio de sus empresas en un futuro cercano. Y esto es válido también para las PyMES. Más aún, es una muy buena oportunidad para convertir este impulso hacia la transformación en una ventaja competitiva perdurable.

¿Conoces el business case de las empresas responsables y sostenibles del siglo XXI? Contáctanos si quieres que te contemos más.


¿Te ha gustado? Aplaude todo lo que quieras 11 [volver al microblog]